ARTÍCULOS CIENTÍFICOS
Deprescripción de los inhibidores de la bomba de protones: guía práctica
Farrell B, Pottie K, Thompson W, Boghossian T, Pizzola L, Rashid FJ, et al.
AÑO DE PUBLICACIÓN DEL ARTÍCULO ORIGINAL: 2017
PUNTOS CLAVE
  • Muchos pacientes continúan el tratamiento con los inhibidores de la bomba de protones (IBP) más allá de lo recomendado, con el potencial perjuicio que esto conlleva.
  • Se desarrolla una guía para ayudar a detener de forma segura los tratamientos innecesarios con IBP
  • Recomendado para aplicar en pacientes adultos que han completado un mínimo de 4 semanas y sus síntomas han desaparecido

RESUMEN

Esta publicación revisa las evidencias actuales disponibles en la literatura científica con el fin de proponer una guía de práctica clínica para desprescribir el IBP en los pacientes que lleven tomándolo más de 28 días seguidos y cuyos síntomas hayan desaparecido. La guía se refiere a pacientes con reflujo gastroesofágico, esofagitis de grado A o B u otras situaciones que requieran un tratamiento de duración limitada.

COMENTARIO

Los autores han creado una guía de desprescripción de IBP que incluye listas de verificación, notas, esquemas, referencias a los estudios científicos en los que se apoyan y un algoritmo.

El primer punto que trata el algoritmo es establecer la causa de que el paciente esté tomando un IBP. En este punto se decide si continuar con el tratamiento (por ejemplo, en pacientes con esófago de Barret, uso crónico de AINE con riesgo de sangrado, esofagitis o úlcera sangrante) o finalizarlo. En caso de que se recomiende la desprescripción, puede hacerse deteniendo el tratamiento por completo, disminuyendo la dosis o interrumpiéndolo y retomándolo en momentos puntuales, a demanda.

Se recomienda reevaluar a las 4 y a las 12 semanas. En caso de que haya síntomas o evidencias de que la dolencia no se ha resuelto, se recomiendan, por un lado,  consejos enfocados a mejorar la calidad de vida (cambiar el horario de las comidas y evitar los alimentos desencadenantes, variar la posición de descanso) y, por otro, abordar los síntomas puntuales con antiácidos o antagonistas de los receptores H2 de la histamina.

Si, a pesar de esto, los síntomas persisten más de 3-7 días y afectan a la calidad de vida, se debe investigar la presencia de Helicobacter pylori y considerar volver al tratamiento con IBP (o a la dosis de IBP previa, si nunca se interrumpió del todo).

Los autores concluyen que es factible desprescribir los IBP de forma segura en muchos pacientes con reflujo gastroesofágico y esofagitis leve, y así disminuir los potenciales efectos adversos de estos fármacos y de la polifarmacia.

INFORMACIÓN SOBRE EL ARTÍCULO
Artículo original: Farrell B, Pottie K, Thompson W, Boghossian T, Pizzola L, Rashid FJ, et al. Deprescribing proton pump inhibitors: Evidence-based clinical practice guideline. Can Fam Physician. 2017;63:354-364.
Idioma original: inglés
Tipo de acceso online: libre
Mis favoritos